Wednesday, 5 December 2018

"Lo tengo todo bajo control"


 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí    

If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here



Todos necesitamos tener cierto grado de control sobre lo que acontece a nuestro alrededor porque nos proporciona sensación de seguridad y estabilidad. El problema viene cuando necesito tener todo bajo control para sentirme bien y segur@.


Resultado de imagen de persona controladora
¿Por qué es esto un problema? Porque  tener el 100% de control sobre mi vida es una ilusión, no es posible y no va a suceder nunca. Asumir que esto puede darse, implicaría  ignorar muchos otros factores  que juegan un papel importante en los acontecimientos que tienen lugar en nuestro día a día y en nuestra vida en general. E ignorar una realidad no suele ser muy útil y muy a menudo nos trae problemas.


¿Y qué pasa cuando me empeño en conseguir algo (tener todo bajo control) que no es posible para mi condición de ser humano? Que me frustro, me agobio, siento ansiedad y/o malestar intenso... Si me doy cuenta de que no está bajo mi mano controlarlo todo, cambiaré mi perspectiva, teniendo expectativas más realistas que me llevarán a emplear otros métodos y estrategias esperando resultados más flexibles y eso con el tiempo me dará calidad de vida. Sin embargo, si no me conciencio de que  esto es así, seguiré dándome de cabezazos contra la pared, intentando una y otra vez alcanzar objetivos imposibles y sufriendo por ello.

¿Qué tipo de personas tienen esta tendencia? Suelen ser personas bastante inseguras, que necesitan "tener todo atado" para poder sentir tranquilidad y paz interior. También suelen ser perfiles con cierta rigidez mental, lo que en términos coloquiales llamamos  "de mente cuadriculada". No  toleran nada bien los cambios porque un cambio implica algo desconocido y difícilmente puedo controlar algo que desconozco. La baja tolerancia a la incertidumbre y la necesidad de control  siempre van bien agarraditas de la mano. Como dos mejores amigas: donde está una, encontrarás a  la otra.

Resultado de imagen de persona controladora 

¿La necesidad de control extremo se relaciona con trastornos más graves? A veces es una característica sin más de la persona que le puede dificultar más o menos la existencia, dependiendo de los acontecimientos. Por ejemplo, es algo muy característico de las personas perfeccionistas. Sin embargo sí es verdad que la necesidad de control  y su amiga son caldo de cultivo para los trastornos de ansiedad.



¿Cómo se trabaja la necesidad de control? Yo la trabajo a nivel psicoeducativo ayudando al paciente a entender  que la sensación de  control es en gran medida eso, una sensación pero no una realidad. Trabajamos  en diferenciar qué tipo de situaciones o cosas sí están bajo mi control (por ejemplo, puedo controlar no llegar tarde a la reunión que tengo) y qué tipo de situaciones  no lo están (por ejemplo,no puedo controlar lo que las otras personas piensan de mí, los sentimientos de otra persona, lo que decidan hacer los demás...). También hacemos exposiciones enfrentando al paciente a situaciones que no puede controlar y luego evaluamos las consecuencias de las mismas para así hacerle ver que no eran ni de lejos tan catastróficas como las pintaba. Y también hacemos exposiciones para mejorar la tolerancia a la incertidumbre, creando situaciones imprevistas para que la mente del paciente aprenda con el tiempo a tolerar mejor los cambios y así sufrir menos cuando se den.


Con posibilidad de terapia on-line





Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es













Sunday, 25 November 2018

Kintsugi

 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí    

If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here



En esta vida hay personas a las que se les da bien el cuidado de las plantas y otras a las que se les mueren hasta los cactus. Yo entro en el segundo grupo. Cuando me cambié a la que es mi consulta actual, un familiar decidió regalarme varias plantas para el despacho. A mí me dieron lástima desde el principio porque estaba convencida de cuál sería su destino por mucho que intentara cuidarlas. Para mi asombro, las tres llevan vivas los cuatro años que llevo en este despacho. Honestamente, no creía que eso fuera posible.
De las tres, mi preferida es el ficus que tengo en la terraza. No es especialmente bonito pero le tengo  cariño por ser un superviviente. Hace  un año se puso muy feo, se le cayeron casi todas las hojas y pregunté a quién me lo regaló que qué le pasaba. Me dijo que tenía un parásito, que no tenía solución y que se moría. Me sugirió que lo tirara y comprara otro. Me dio pena... Ese ficus me había acompañado desde los inicios de mi  consulta. Llámame sentimental pero me negué y me dije que me esperaría  a que se  marchitara hasta la última hoja, por si acaso. 
Y con el tiempo parece ser que mi ficus fue más fuerte que su parásito porque empezaron a nacerle hojillas nuevas y a recuperar su color.  A día de hoy está perfecto. No se puede decir que sea el más bonito ni el más frondoso pero desde luego es un superviviente y a mis ojos eso le hace especial. Cuando lo miro me siento orgullosa y me digo que todos tenemos nuestras rarezas porque no creo que mucha gente se sienta "orgullosa de su planta". O sí. A saber...

En Japón hay una técnica llamada Kintsugi que consiste en el arte de reparar objetos  con polvo de oro, de forma que el objeto roto y luego recuperado recobra un nuevo aspecto que intenta recalcar el valor y la belleza de esas fracturas arregladas, de las cicatrices. Lo que es una técnica parar reparar obras de arte y similares, en realidad representa una filosofía de vida que pretende transmitirnos el valor  que tienen las heridas de guerra fruto de las batallas que libramos y que nos convierten en una versión más fuerte de nosotros mismos. Marcas que, visibles o no, aumentan nuestro valor como seres humanos. O como seres vivos... porque ahí está mi ficus para dar  ejemplo.


Resultado de imagen de kintsugi

En general,  a las personas nos gusta vivir una vida  tranquila, sin problemas. Creemos que mientras "nada nos toque", todo irá bien y seremos medianamente felices. Obviamente esto es cierto en parte y está muy bien: si no tienes/has tenido problemas y además eres feliz, pues eso que te llevas. Pero para bien o para mal la vida es un continuo reto que nos pone a prueba en muchos momentos y lo hace cómo y cuándo se le antoja. Y es ahí cuando debemos mostrar nuestra fortaleza. Tengo muchos pacientes que me  preguntan si volverán a ser los mismos porque creen que no van a conseguir salir del agujero en el que se encuentran. Yo creo que cuando salimos de un problema relativamente importante  la persona no puede ser la misma que antes. Tiene una experiencia añadida que le ha marcado y si ha conseguido superarla es porque muy probablemente haya aprendido recursos, características de sí misma y lecciones de vida  fruto  esa experiencia.

Mi ficus tendrá con toda seguridad un sistema inmune más fuerte ahora que antes del parásito, ese sistema inmune renovado y más fuerte es el polvo de oro de mi planta. Lo que uno aprende de sí mismo en la arena de combate, las lecciones que uno aprende de la vida mientras lucha y los recursos que adquiere y entrena para ganar la batalla, son lo  que le convierten en un Ave Fénix. Así que no, no vas a ser el mismo, sino una versión renovada, más fuerte y más sabia.  


Con posibilidad de terapia on-line











Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es







Sunday, 18 November 2018

Entrevista sobre la Terapia Basada en la Inferencia para el TOC (Vídeo)

Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí   

If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here


Hace un par de días, Rocío Lacasa me hizo una entrevista para su canal de psicología en Youtube.
La entrevista trata sobre el Modelo Basado en la Inferencia (MBI) para el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Cuando estuve en Canadá colaborando con O'Connor y su equipo  describí el MBI a lo largo de varios posts, ya que la explicación psicopatológica  que este modelo cognitivo da sobre el TOC y el tratamiento terapéutico basado en el mismo, me parecen de una lógica aplastante y he comprobado su eficacia en la práctica terapéutica a lo largo de los últimos años con diferentes tipos de TOC.
Diferentes estudios a lo largo de los últimos 15 años avalan el modelo. Mi tesis doctoral, que espero vea la luz en el 2019, tiene diferentes objetivos de estudio pero todos ellos relacionados con el MBI. En el proyecto que llevo a cabo pretendo ahondar en la relación que existe entre el TOC y el contexto en el que surgen las obsesiones, así como analizar la relación entre el TOC y la identdad del individuo.

La entrevista es relativamente breve y mi intención con ella ha sido dar a conocer los principios y conceptos básicos del modelo de la forma más cercana posible.Espero haberlo conseguido. Te dejo aquí el link por si fuera de tu interés.Si es el caso ¡espero qu te resulte de utilidad!







Con posibilidad de terapia on-line




Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es

Sunday, 11 November 2018

¿Por qué las personas con Trastorno Límite de la Personalidad actúan así?

 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí   
 

If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here


Hace ya bastante tiempo te hablé de algunas  de las principales características de las personas que sufren Trastorno Límite de Personalidad (pincha aquí para recordar) y hoy me gustaría hablarte de las cinco áreas centrales de la psicopatología de este trastorno, es decir, las principales áreas disfuncionales que explican el por qué del comportamiento de estos pacientes.
Para que te sitúes, las personas con TLP se caracterizan por ser emocionalmente muy inestables, extremadamente impulsivas, también tienen muchos problemas de autoimagen y en sus relaciones interpersonales ¿Por qué sienten y se comportan de esta manera? Se debe a que existen cinco áreas que funcionan con cierta irregularidad en las personas con TLP que son las siguientes:

Resultado de imagen de trastorno límite

Desregulación emocional: las personas con TLP tienen muchísimas dificultades a la hora de gestionar sus emociones. Son personas con una visión extremista (todo o nada), lo que se refleja en la intensidad  con la que viven sus emociones, guiando así  sus actuaciones.   Si juntamos la baja autoestima que les caracteriza con esta dificultad para gestionar su mundo emocional, el resultado es bastante negativo,  dando lugar a un empeoramiento de sus circunstancias vitales (malas relaciones interpersonales, pérdida de trabajo, ruptura de pareja...) que no hace sino que aumentar su baja autoestima. 

Desregulación interpersonal: Sus relaciones interpersonales suelen  ser difíciles, desordenadas, conflictivas y las viven con un intenso miedo al abandono. Al no saber gestionarse emocionalmente, las relaciones interpersonales se ven  dañadas con frecuencia.

Desregulación comportamental: son personas que actúan  de forma impulsiva, lo que les conduce a tener problemas con frecuencia. Por otra parte, estas conductas impulsivas incluyen en muchas ocasiones autolesiones o intentos de suicidio. El tema de las conductas suicidas y parasuicidas  adquiere especial relevancia en la terapia con personas con TPL, ya que  forma parte de la psicopatología del trastorno y por lo tanto hay muchas posibilidades de que estas conductas tengan lugar a lo largo del proceso terapéutico.

Resultado de imagen de trastorno límiteDesregulación cognitiva: se caracteriza por episodios leves  de despersonalización (el paciente siente que sale de su propio cuerpo y se ve desde fuera), pensamiento dicotómico o extremista, algunos episodios leves  de disociación... En ocasiones pueden darse delirios pero es menos frecuente. La baja autoeficacia también es algo frecuente en estos pacientes (sentimientos de inutilidad).

Alteración de la identidad: son bastante frecuentes los sentimientos crónicos de vacío y la confusión sobre la propia identidad. También son muy frecuentes los problemas graves de autoimagen (lo que hace que en muchas ocasiones el TPL se dé  conjuntamente con  trastornos de la conducta alimentaria como anorexia o bulimia).

En próximos posts te hablaré de la terapia para los casos de TPL, de las estrategias que  usamos para trabajar cada área, así como del manejo de las dificultades  que puedan surgir con este tipo de pacientes cuyo comportamiento a veces puede complicar bastante el proceso terapéutico.



Con posibilidad de terapia on-line





Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es


Tuesday, 30 October 2018

Mitos sobre las emociones

 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí   


If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here


Resultado de imagen de emocionesEn este post te voy a hablar de  algunas creencias irracionales que solemos encontramos cuando hablamos de las emociones. La sociedad en la vivimos  promueve las emociones positivas y castiga las negativas, por lo que es comprensible que hoy en día muchos sigamos alimentando estos mitos. Esta forma de ver el mundo emocional hace que en muchas ocasiones las personas nos sintamos mal cuando nos surgen emociones negativas  o cuando no dominamos las emociones como se supone que deberíamos hacer ¿Qué ideas erróneas son esas? Vamos con algunas.

Existen sentimientos adecuados e inadecuados en cada situación. Esto no es cierto. No existen las emociones correctas o incorrectas, simplemente existe el cómo nos sentimos. El objetivo es  aceptar nuestras emociones, sean las que sean, sin juzgarlas. Si las rechazamos por creer que "no es lo que debería de sentir", entonces las viviremos de forma más intensa  porque nos castigaremos por lo que sentimos. Esto es un error y además nos hace más daño. Las emociones son las que son y ya. Todos tenemos derecho a sentirnos de una manera u otra en las diferentes situaciones OTRA COSA ES QUE ACTUEMOS EN BASE A ESAS EMOCIONES. Es decir, yo tengo derecho a sentir rabia, enfado, vergüenza, envidia, miedo... pero otra cosa es que dirija mis acciones en base a esas emociones. Aquí es importante racionalizar y analizar qué consecuencias puede acarrear actuar guiándome por las emociones del momento.

No tengo que sentir emociones negativas porque son dañinas. Otro mito. Esto ya lo hemos comentado en algún otro post: las emociones que consideramos "negativas" también tiene  su función y sin ellas tendríamos problemas. Por ejemplo: en enfado, bien llevado, nos puede ayudar a resolver conflictos interpersonales  mejorando así la calidad de nuestras relaciones, también puede ayudarnos a conseguir objetivos, a demostrar a los demás que no  nos van a tomar el pelo (especialmente útil en personas de carácter sumiso que trabajan su asertividad)...; cuando el miedo/ansiedad está justificado por la existencia de una amenaza real, nos puede salvar la vida; la tristeza nos ayuda parar y  a recapacitar sobre lo que no va bien en nuestras vidas...

Algunas emociones surgen de la nada. Esto tampoco es cierto. Toda emoción surge de la interpretación de una situación, es decir, de un pensamiento. Este pensamiento puede ser más o menos automático y por eso a veces nos puede costar identificarlo pero siempre hay uno o varios que justifican la aparición de una emoción.

Resultado de imagen de emocionesHe de esconder e ignorar las emociones que no me gustan.  Esto es un gran error porque puede resultar muy problemático para la persona que lo lleva a cabo. A veces las personas escondemos las emociones que consideramos negativas por miedo a  ser juzgados, otras lo hacemos porque pensamos que así nos protegemos; otras las ignoramos únicamente porque creemos que "ya se irán". Esto último puede funcionar con emociones negativas muy leves pero no con emociones más intensas. Si trabajo de donde vienen y por qué, con el tiempo aprenderé a gestionarme mejor emocionalmente y esto me  ayudará mucho a lidiar con el día a día.

Si siento con mucha intensidad, significa que he perdido el control. No es cierto.  Esto es similar al primer punto: está bien sentir con intensidad, cuanto más intente bloquear la emoción, mayor será el efecto rebote. Estás en tu derecho a sentir intensamente pero abaliza si es adecuado actuar en base a esa emoción y a la intensidad del momento.

No puedo tener emociones contradictorias ante una misma situación ¡claro que sí se puede!  Juan se alegra de que a  su amigo  y colega le hayan ascendido pero al mismo tiempo siente celos porque él se ha quedado en el mismo puesto. Se puede y de hecho es algo que ocurre con frecuencia. Y no pasa nada porque sea así, somo seres muy complejos y nuestro mundo emocional  forma parte de esa complejidad. Si yo no acepto que pueda tener ambas emociones contradictorias, tendré un conflicto porque que yo no lo quiera ver no va a hacer que deje de sentirme como me siento. Si identifico y comprendo que puedo y tengo derecho a sentir ambas emociones sin que eso me convierta en un mal amigo (como el caso de Juan), entonces tendré muchas más oportunidades de sentirme mejor y de conocerme mejor.


Con posibilidad de terapia on-line






Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es