Wednesday, 6 June 2018

Ventajas y desventajas de la exposición en el tratamiento de adicciones

 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí  

If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here

Hace ya un tiempo escribí sobre la exposición como posible tratamiento para las adicciones (pincha aquí para recordarlo). Exponer al paciente a las sustancias adictivas o estímulos relacionados con las mismas en el momento adecuado del proceso terapéutico (ojo, esto es crucial),  puede tiene ventajas considerables a tener en cuenta. Las principales te las resumo aquí:

  • Ayuda a minimizar el deseo causado por los estímulos que lo producen a raíz de la habituación a la presencia de los mismos. (Al igual que en otros trastornos la ansiedad baja con una correcta exposición,el deseo producido por la sustancia adictiva puede llegar a  disminuir considerablemente  con la exposición debido a la habituación que se produce)
  • Da al paciente la oportunidad de practicar las respuestas de afrontamiento en una situación real. Con la exposición a situaciones consideradas de riesgo, podemos conocer mejor tanto los puntos débiles como fuertes del paciente, corrigiendo los primeros mientras potenciamos los demás. La práctica en estas situaciones ayuda a mejorar las estrategias y recursos del paciente para cuando se encuentre en el futuro en situaciones similares. 


Resultado de imagen de adiccion


  • Aumenta la probabilidad de afrontar con éxito las situaciones reales futuras. Cuantas más veces me enfrente a las situaciones mejorando mis habilidades con la ayuda del terapeuta, más posibilidades de éxito tengo.
  • Ayuda a mentalizar al paciente de que  es imposible evitar las situaciones relacionadas con el consumo y le prepara para enfrentarse a la vida real. Hay casos y casos,  pero la realidad es que es muy complicado evitar cualquier estímulo relacionado porque esto no solo implica vendedores o determinados sitios, sino que implica amigos, bares, parques, películas, conversaciones... 
La exposición es una técnica que terapéutica cuyo objetivo es preparar al paciente para que aprenda a no consumir, ya que desde la perspectiva de la psicología  conductual,  el consumo se considera una conducta aprendida.
Lo normal en estos casos es empezar por exposición en imaginación y/o uso de fotografías y vídeos hasta conseguir resultados asentados antes de empezar a exponer al paciente a situaciones reales.


Sin embargo no hay que olvidar los inconvenientes que un tratamiento de exposición puede conllevar en este tipo de casos. Algunos de los más importantes serían:
    Resultado de imagen de adiccion
  • Recuperación espontánea: sería la desventaja  más importante, que viene a traducirse en la vuelta o reaparición de la respuesta condicionada al estímulo tras un margen de tiempo sin la misma (es decir, que el paciente caiga de nuevo en el consumo de la sustancia adictiva) con el peligro de que esa reaparición no sea algo puntual y se generalice a más situaciones.
  • El peligro que representa la influencia de los estados de ánimo en el craving o deseo por consumir. Esto se puede trabajar y preparar al paciente realizando exposiciones  al estímulo temido a la par que provocamos diferentes estados de ánimo en el paciente. 
  • La duración y la frecuencia de las sesiones de exposición para asegurar la habituación y la extinción también puede ser variable entre pacientes.  Hay que tenerlo en cuenta porque en unos puede llevar mucho más  tiempo que en otros. 
  • La posibilidad de que se produzca sensibilización en lugar de una habituación. Aunque normalmente,  si la exposición se lleva a cabo correctamente,  esto no tiene por qué pasar.
  • La influencia de las variables cognitivas: capacidad de retención o memoria, capacidad de concentración, nivel de asertividad o habilidades sociales... El tema de la asertividad será algo importante  a entrenar, ya que será una variable clave a la hora de exponerse. 
Por último,  comentarte que aunque te he estado hablando del consumo de  sustancias, todo lo mencionado en el post podríamos aplicarlo a cualquier tipo de adicción.







Con posibilidad de terapia on-line


Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es


 

Sunday, 27 May 2018

¿Qué es la sideración psíquica? ( 2ª parte)

 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí  

If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here


La semana pasada hablábamos de sideración psíquica y  la consecuente disociación que se da en ocasiones al vivir  situaciones traumáticas. Bien, pues hubieron algunos puntos interesantes que se nos quedaron por comentar. En este segundo post quiero hacer hincapié en la parte de la disociación, tanto del agresor como de la víctima, especialmente en en de la víctima. 

Resultado de imagen de neuronas espejo
¿Qué hay del agresor? ¿Cómo puede ser alguien capaz de realizar tales actos? ¿Cómo se puede  hacer algo así a otro ser humano? ¿Cómo se vive con ello?  Entre las funciones de las llamadas neuronas espejo, está la que se encarga  de que podamos empatizar con las emociones de otros. Estas neuronas dejan de funcionar en el momento el que el agresor ataca, ya que en él se produce también una  disociación emocional. De esta forma es mucho más fácil y cómodo para el indviduo continuar con lo que está haciendo, ya que no puede empatizar, no puede sentir el sufrimiento de su víctima. Esto es un fenómeno general de las situaciones de violencia extrema: el agresor se disocia completamente de la víctima.

Por otra parte, la disociación de la víctima puede durar mucho más allá del momento del trauma. Es más, si por cuestiones de la vida la víctima está en contacto continuo con el agresor, la duración de la disociación es mayor y de puertas para fuera parece que "está bien", cuando en realidad es todo lo contrario aunque ni la propia víctima es consciente de ello (y por lo tanto, menos probabilidades de que pida ayuda). Podría decirse que  cuanto mayor es el peligro que corre la víctima en su día a día, más intensa y duradera es la disociación, ya que es su forma de protegerse. Una máscara invisible hasta para quién la lleva puesta. 
Todo esto hace que las posibilidades de recibir ayuda disminuyan, ya que la gente de alrededor se preocupa menos ¿por qué? La víctima está desconectada de sus emociones y por lo tanto  no muestra ninguna. Cuando estamos frente a alguien que no muestra emociones, nuestras neuronas espejo no trabajan y somos incapaces de empatizar con esa persona. Si no empatizamos, no sabemos lo que siente, con lo que es más complicado percibir que esa persona necesita ayuda.

Entonces la idea general sería: 

Cuánto más traumática es la situación, mayor disociación (durante y después) y por lo tanto menos credibilidad se le da a la víctima. 

Resultado de imagen de soledad

Como te comentaba en el post anterior, la formación en estos conocimientos es esencial para todo aquel profesional que pueda tener cierto rol en un proceso de este tipo (psicólogos, psiquiatras, policía, jueces, abogados, jurado... Y claro está,  familiares y allegados a las víctimas) porque es de este modo como puede darse un trato justo a estas situaciones y como puede verdaderamente empezar el camino de ayuda a la víctima. Los procesos terapéuticos en estos casos son largos y el objetivo de la terapia, como ya he comentado en otros posts que trataban el estrés postraumático, es conseguir en la persona llegue a integrar y almacenar en su memoria el trauma como un recuerdo, sin revivirlo con el mismo dolor cada día.






Con posibilidad de terapia on-line

Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es


Monday, 21 May 2018

¿Qué es la sideración psíquica? (1ª parte)


 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí 
 


If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here

La sideración psíquica es un fenómeno que se da en situaciones traumáticas, sobre todo agresiones sexuales. Sideración significa "parálisis". En ocasiones, cuando una persona vive una situación tan traumática que su cerebro es incapaz  de asimilar, se produce una parálisis psíquica que a su vez produce una parálisis física. Digamos que el cerebro deja de funcionar en esos instantes y nos convertimos en algo similar a un muñeco de trapo, a una marioneta, con lo que el agresor (si es el caso de una agresión sexual, por ejemplo) tiene mucha más facilidad para hacer de nosotros lo que quiera. En esos momentos el miedo es tan brutal, que nuestro cerebro se colapsa. Tal cual. Evidentemente, esto deja a la víctima completamente fuera de juego.

Resultado de imagen de estres y cerebro

Hay que distinguir bien entre sideración y disociación. Como te he dicho la primera es una parálisis que hace que la víctima no pueda reaccionar, mientras que la disociación es una desconexión emocional que en estos casos se da tras la sideración y que hace que la víctima viva la situación en el momento como algo surrealista, ajena a cualquier tipo de emoción. Ambos son mecanismos de de defensa de nuestro cerebro ¿por qué? Te lo explico:

Cuando se produce una situación traumática, la amígdala  dispara los niveles de adrenalina y cortisol en el cerebro, que son las sustancias que se liberan ante situaciones de estrés. Estas sustancias se liberan para preparar al cuerpo para la huída (a nivel evolutivo, el estrés representa amenaza para el cerebro y éste prepara al cuerpo para la huída de esa amenaza). El problema es que si el agresor retiene a la víctima, esa huída no es posible pero esas sustancias se acumulan en el cerebro y lo sobrecargan con un posible riesgo de parada cardíaca. Para que esto no pase, el cerebro genera otras sustancias como la ketamina y morfina que van a  producir un cortocircuito cerebral. El resultado es que la víctima sigue viva pero entra en una segunda  fase  que es la de disociación, como si saliera de su cuerpo y viera la situación desde fuera. La sideración es un método de defensa ante un  problema fisiológico mientras que la disociación es una defensa ante un daño psicológico

Resultado de imagen de muñeco de trapoLa sideración está científicamente demostrada, es más, puede observarse en una prueba de resonancia magnética. Si durante la prueba hacemos que la persona reviva (con fotos, relatos, vídeos) la situación traumática, se ve como la amígdala se dispara  (queda en colores) y como el resto del cerebro se paraliza quedando totalmente inactivo.

Todo esto también tiene consecuencias importantes posteriormente a la hora de recordar  el trauma, ya que con estos fenómenos, el hipocampo (zona cerebral donde se integra la memoria) queda afectado ya que queda inactivado como el resto del cerebro (salvo la amígdala), con lo que a la víctima le cuesta mucho recordar los eventos porque no los ha integrado como debiera. Digamos que el marco espacio-temporal queda muy difuso, con la consecuente incapacidad para recordar con cierta precisión lo ocurrido.

Todo esto es  básico, es conocimiento esencial  a tener en cuenta, ya que el desconocimiento sobre el tema hace que pueda juzgarse erróneamente a la víctima pensando que si no reaccionó defendiendose con uñas y dientes es porque en realidad consintió. O que al no poder recordar lo que pasó, miente, que se lo está inventando. Cuando la realidad es que su actitud es producto de toda una serie de procesos psíquicos de la naturaleza humana  ajenos totalmente a su control y, en muchos casos, a su propio conocimiento, ya que muchas de las víctimas sienten una enorme culpabilidad al malinterpretar esa falta de reacción ante la situación.El desconocimiento del funcionamiento del cerebro humano en estos casos, hace que la propia víctima llegue a platearse si "hizo algo mal".

Hay algunos otros puntos relacionados con el tema que creo que es importante que conozcas, así que la próxima semana de dedicaremos otro post al tema para terminar de hacernos una idea de lo que este fenómeno representa y... su repercusión a todos  los niveles.







Con posibilidad de terapia on-line

Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es

Sunday, 13 May 2018

Redes sociales y el neuromarketing


 Si estás interesado en participar en nuestro estudio de investigación sobre TOC,  por favor pincha aquí 
 


If  you are interested in taking part in our research study about OCD, please click here


El otro día me topé con un artículo muy interesante acerca de las redes sociales y cómo éstas usan nuestro cerebro para sacarle el mayor provecho. El artículo es bastante extenso y está en francés, así que  he hecho un buen resumen del mismo porque considero que la información es muy buena y digna de ser leída. En algunas ocasiones es bastante técnico así que he intentado hacerlo lo más ameno posible porque... como todo/as sabemos.... es como mejor entra la información. No obstante te dejo el artículo completo aquí, por si quieres echarle un vistazo.

Las grandes compañías que manejan las redes sociales  y otras  plataformas (llámense Instagram, Netflix, Linkedin, Tinder, Facebook, Whatapp, Twitter... cualquiera de ellas y todas las demás)  utilizan  el funcionamiento de nuestro cerebro  para captar la mayor atención posible el mayor tiempo posible. Su objetivo principal es que estemos conectados la mayor parte del tiempo. Porque cuanto más conectados estemos, más dependientes, más condicionados, más compras haremos, más influenciados estaremos y.... mayores beneficios para ellos. Así, a grandes rasgos.
Resultado de imagen de red socialEn este mundo está todo muy estudiado y se utiliza el llamado neuromarketing junto a cierta manipulación psicológica para sacarle el mayor provecho posible. Cuando hablo de neuromarketing, me refiero a la manipulación de nuestro cerebro que llevan a cabo  estas plataformas con el objetivo de conseguir propósitos varios ¿Cómo? Voy a explicártelo:

El córtex sensorial y lóbulo parietal se encargan de recibir las notificaciones. Eso es,  el sonido o la visión de un  whatsapp, un mensaje privado de Facebook o similares, son procesados por esta zona de nuestro cerebro como si de una alerta se tratara.  Desde un aspecto evolutivo, esta parte de nuestro cerebro está preparada para procesar cualquier estímulo como una alerta por si dicho estímulo indicara la presencia de un depredador amenazando la propia supervivencia. Las notificaciones son como son no por casualidad sino con el objetivo de ser recibidas por esta zona del cerebro para ser procesadas como alertas y así abarcar toda nuestra atención, llevando a segundo plano cualquier otra tarea que estemos haciendo.
Que levante la mano quién no ha cogido el móvil cuando ha sonado un whatsapp mientras estaba haciendo cualquier otra cosa que, muy probablemente, era más importante que ese mensaje. Yo no la puedo levantar.

Nuestro sistema límbico se encarga de procesar las gratificaciones, premios, refuerzos positivos. Esto, en las redes sociales, se traduce en "likes", "followers", las veces que algo que publicas se comparte...Cada vez que recibimos una  gratificación, nuestro sistema límbico libera dopamina. Digamos, que la dopamina es una sustancia que al ser liberada en nuestro cerebro, da lugar a una sensación de bienestar o felicidad. Igual que cuando hacemos deporte o tenemos relaciones sexuales, por mencionar un par de ejemplos en los que también liberamos  dopamina. Importante mencionar que la liberación de esta sustancia es inmediata: recuerda que los refuerzos positivos son más potentes cuando son inmediatos y esto aumenta en gran medida las probabilidades de  que se vuelva a dar la conducta, es decir, aumenta las posibilidades de que nos hagamos adictos a esos likes.

Resultado de imagen de red socialNuestro córtex visual se encarga de los contenidos sin fin que nos invaden. Todas estas plataformas están estudiadas para que nos sumerjamos en sus contenidos el máximo tiempo posible aislándonos del mundo exterior. ¿Qué levante la mano quién tenga HBO o Netflix y no se haya visto del tirón varios capítulos de la serie que le encanta?... ¿Qué la levante quién, al terminar definitivamente su serie favorita no ha pensado "qué pena, y ahora qué"? Pues eso. Su objetivo es la supresión del más mínimo esfuerzo cognitivo y el adormilamiento de nuestros sentidos, todo ello procesado por nuestro córtex visual. Cuando esto pasa, "desconectamos" de cualquier estímulo visual a nuestro alrededor que nos indique que es "momento de parar", de ahí a que podamos engancharnos durante horas

El precúneo  central procesa nuestra parte social. Somos seres sociales por naturaleza. Desde un punto de vista evolutivo, esto tiene su sentido ya que  necesitamos de los demás para sobrevivir, el ser humano aumenta sus posibilidades de supervivencia en grupo. Las interacciones sociales son gratificantes para la mayoría de nosotros y las redes se encargan de  explotar ese punto a través de la estimulación de esta zona de nuestro cerebro. Y los estudios han comprobado que las interacciones sociales a través de estas plataformas son procesadas por el cerebro como igual de  gratificantes que las de la vida real.

Resultado de imagen de cerebro y redesOtra parte de la amígdala, procesa la información que no podemos perdernos. Aquí entra el conocido fenómeno  llamado FOMO (Fear Of Missing Out, que vendría a traducirse en algo así como "el miedo a perderse algo importante"). En este caso, estaríamos hablando de perdernos una información importante, una experiencia... o similares. Por ejemplo, perderse las fotos de la fiesta de la semana pasada que X subió al Facebook; perderse la oferta del siglo por no haber revisado lo bastante X página y cosas por el estilo.
En realidad, el punto fisiológico que representa el  FOMO, se encuentra situado en la amígdala donde en el pasado tenía realmente importancia porque ayudaba a nuestra supervivencia. Esa angustia o miedo a perdernos algo que consideramos importante reside en todos nosotros, de forma más o menos pronunciada según la personalidad, experiencias y fase vital de cada uno. Lo que sí se ha comprobado es que las personas más enganchadas a plataformas de este tipo, han desarrollado un mayor FOMO que las que no  están tan apegadas a dichas  redes. Cuanto mayor FOMO, más permaneceré contactado.


Una vez más, hay que recalcar que las plataformas y redes no son nocivas per se, es decir, no son dañinas por ellas mismas sino  que pueden llegar a serlo según el uso que les demos. Como en muchas ocasiones en esta vida, la cuestión es dónde ponemos el límite.




Con posibilidad de terapia on-line

Únete a nuestro grupo en Facebook
Sara LLorens Aguilar
sllorens@cop.es
www.profesionaldelapsicologia.es